Suiza, con un problema de pegada

 

La selección helvética quedó encuadrada en uno de los grupos de clasificación más débiles dentro del continente europeo y lo aprovechó para acabar imbatida y como líder destacada por delante de Finlandia o Eslovenia. El pasado mes de agosto lograron la hazaña de vencer a Brasil, que jugó con sus titulares, por 1-0 aunque el partido se disputó prácticamente en periodo de pretemporada. Después, en otros partidos preparatorios llegaron resultados que generaron más dudas como la derrota con Corea del Sur o el empate último con Croacia.

En un repaso global a sus encuentros, a excepción del memorable partido contra los finlandeses que terminó con empate a cuatro goles, Suiza demostró carecer de gol, de ahí que el máximo goleador fuese el joven defensa central Schär con tan solo tres tantos. Después aparecen centrocampistas como Inler o el lateral diestro Lichsteiner, dos de los pilares del conjunto dirigido por el experimentado Hitzfeld. La ausencia de un gran delantero puede ser una losa para sus aspiraciones.

En el puesto de ‘nueve’ cuatro jugadores disputarán el puesto. El más joven de ellos es el que llega en mejor forma. Drmic, en su primer año en la Bundesliga, con 21 años, suma 16 goles en el Nuremberg, una cifra extraordinaria ya que suele aparecer escorado a cualquiera de las bandas gracias al buen uso de sus dos pies. Por rendimiento, Mehmedi es el siguiente en la lista, autor de doce tantos en el Friburgo. Se trata de un jugador que se encuentra más cómodo en el área y en el desmarque entre los centrales. Gavranovic lleva también doce goles en la liga local jugando para el Zurich y anotó los dos que les dieron la Copa frente al Basilea. Por último, queda mencionar a Seferovic, que tras su sensacional arranque de campaña ha decepcionado y tan solo ha marcado dos goles en liga, siendo el último en el mes de noviembre.

suiza2

El centro del campo es la línea más fuerte de los suizos con Inler en el mediocentro, un jugador de buena colocación, disparo de larga distancia y categoría para liderar a su combinado. Junto a él aparece Behrami, su compañero en el Nápoles, un jugador de trabajo unido a calidad y desborde del que, no obstante, siempre se ha esperado un rendimiento superior. Después, dos jóvenes como Xhaka y Shaqiri se encargan del juego entre líneas, de dar el último pase y de imprimir velocidad en tres cuartos de campo. El Mundial será una gran oportunidad para su crecimiento personal. Barnetta será importante desde el banquillo para otorgar una pausa en el juego y dominar la posesión y en cuanto a Stocker, es el futbolista ideal para el uso de juego directo cuando se sitúa unos metros por detrás del delantero.

En cuanto a la defensa, el seleccionador cuenta con pocos recursos. Tiene, eso sí, dos laterales con gran capacidad ofensiva como Lichsteiner y Rodríguez, que además cada vez muestra más recursos en defensa a pesar de su juventud. En el puesto de central es clave el corpulento Von Bergen, que tras su paso por Italia ahora milita en el Young Boys. Su pareja habitual durante los últimos meses ha sido Djorou, futbolista de buenas condiciones pero que dejó muchas dudas en el Arsenal y en el Hamburgo forma parte de una de las peores defensas de la liga. Otra opción sería la de Senderos, que en el Valencia ha dejado alguna buena actuación aunque una lesión le mantiene apartado en el último mes.

Benaglio es el portero titular y de forma incomprensible Sommer, muy destacado en los últimos dos años, se mantiene a la espera de una gran oportunidad tanto con la selección como en un club de mayor categoría.

Suiza debería competir por la segunda plaza de grupo con Ecuador, ya que Francia es la gran favorita al primer puesto y Honduras, siempre competitiva, cuenta con menos recursos. Ante los sudamericanos físicamente serán inferiores y su mayor categoría con el balón en su dominio deberá ser la baza a jugar.

 

Juan Antonio Lopesino

Twitter: @jumifutboltotal

Rate this post
Juan Antonio Lopesino

About Juan Antonio Lopesino