México frena a la canarinha

La selección brasileña no pasó del empate sin goles en su segundo partido de la fase de grupos en el que se midió a México, conjunto que ha llegado al torneo con un excelente trabajo táctico, con jugadores motivados como nunca y que además, en esta ocasión, contaron con una actuación extraordinaria de su portero, el Memo Ochoa.

El encuentro tuvo una gran intensidad de inicio a fin, con algunas entradas duras y una lucha constante en el centro del campo, donde se acumularon la mayoría de jugadores. De esta forma Fred apenas conectó con sus compañeros y tanto Dos Santos como Peralta tuvieron que hacer uso de acciones individuales para intentar hacer daño a la portería de Julio César. Neymar sufrió un férreo marcaje y no brilló como ante Croacia. Tuvo su mejor oportunidad de cara al gol con un remate de cabeza tras un potente salto que Ochoa sacó sobre la línea.

La selección tricolor intentó varios disparos de media distancia, el más peligroso por medio de Herrera, una de las sensaciones hasta ahora del torneo. El mediocentro del Porto no solo destaca por su posicionamiento y trabajo defensivo sino que es capaz de arrancar hacia el área rival con una brillante conducción de balón. Menos trascendentes de lo esperado, al menos en la faceta ofensiva, han sido hasta ahora los carrileros Layún y Aguilar, aunque en defensa cumplieron con creces.

Tanto Paulinho como Oscar completaron un partido gris, lleno de imprecisiones en campo rival. Los laterales, por su parte, aunque intentaron llegar hasta línea de fondo no llegaron a generar peligro a Ochoa. Tampoco Bernard, que disputó toda la segunda parte o Jo y Willian, que entraron más tarde mejoraron la versión de esta Brasil difícil de batir pero con problemas también para superar a rivales de nivel medio.

El técnico Herrera sí que complicó a los brasileños con la entrada de tres jugadores ofensivos como Fabián, Chicharito y Raúl Jiménez, este último tuvo la ocasión más clara con una volea dentro del área que Julio César desvió con apuros para mantener el 0-0 definitivo.

Antes jugó y venció Bélgica, una de las selecciones más talentosas que remontó en la recta final de partido a Argelia, que se adelantó gracias a la velocidad de Feghouli, capaz de provocar un penalti y convertirlo en los primeros minutos. Después la selección europea se atascó con el balón en su poder debido a la lentitud de su mediocentro y la poca movilidad de los jugadores ofensivos. No fue hasta la entrada de Fellaini, cuando intentaron el juego directo y el mediapunta del Manchester United conectó un cabezazo imparable para igualar la contienda.

Poco después, en la primera ocasión que Hazard encontró metros para correr liberado, asistió a Mertens que no falló con su potente disparo. El debut siempre puede ser complicado para una selección tan joven y sin experiencia en estas citas y aunque le esperan dos encuentros de dificultad similar, el equipo sólo puede crecer para intentar cumplir con las expectativas.

En su mismo grupo Rusia y Corea del Sur empataron a un gol en un partido en el que pasaron pocas cosas en la primera hora de juego pero que después se animó gracias a los errores de los guardametas. El fallo más grave fue de Akinfeev, a quien se le resbaló el balón de sus manos cuanto intentó blocar el disparo de Lee. A los pocos minutos su homólogo Jung dejó un rechace dentro del área pequeña y Kerzhakov marcó nada más salir desde el banquillo.

Juan Antonio Lopesino

Twitter: @jumifutbol

Rate this post
Juan Antonio Lopesino

About Juan Antonio Lopesino