Francia viajará in extremis

El conjunto galo dirigido por Deschamps, a pesar de ser una de las grandes potencias europeas y llegar con opciones de realizar un digno torneo, se clasificó con muchos apuros en la repesca que les midió con Ucrania. En la ida perdieron 2-0 en Kiev y las sensaciones fueron las de un equipo sin alma. Sin embargo, en el duelo de París el equipo saltó al campo convencido de la remontada y en media hora igualó la eliminatoria. Más tarde la expulsión de Kacheridi y el gol en propia puerta de Husyev, completaron el trabajo.

A día de hoy algunos jugadores importantes no viven su mejor momento de forma. Son preocupantes las últimas actuaciones de Ribery en el Bayern, donde no es capaz de desbordar y ha perdido la mordiente que le llevó a ser candidato al Balón de Oro. Otro futbolista en mala forma es Giroud, que tras un arranque excelente ha empeorado su promedio goleador, por lo que es de suponer que Benzema le ha ganado la partida para ocupar el puesto de delantero centro. El madridista sí que ofrece en cada partido una dosis de su talento y aunque no sea del todo eficaz en el remate ofrece muchas otras posibilidades al equipo como la asociación y la pausa y precisión necesarias en los últimos metros.

En los costados, para acompañar a Benzema, Ribery estará en la izquierda y Valbuena ha sido el más utilizado en la banda contraria a pesar de que su temporada en Marsella ha estado por debajo de otras anteriores. Otras opciones podrían ser las de Griezmann, Payet, con gran disparo a media distancia, Ménez de poco protagonismo este año en el PSG o Nasri, menos vertical y de rendimiento irregular.

francia2

Todos esos jugadores mencionados destacan por su talento puro, sin que destaque alguno de ellos por su sacrificio en defensa, de ahí que en el trivote que suele organizar el seleccionador francés aparezcan dos hombres de gran potencia física como Matuidi y Pogba. Dos mediocentros de muchas cualidades como la llegada al área rival o el juego aéreo. El primero de ellos ha crecido en su última temporada y cada vez ocupa más terreno de juego. El de la Juventus debe utilizar sus condiciones para ser más partícipe del juego. No obstante, la gran responsabilidad de organizar al equipo con el balón en los pies recaerá en Cabaye, que a pesar de llamar más la atención por su facilidad para el gol, también es capaz de retrasar su posición y dominar la posesión.

A partir de ahí, no existen demasiados recambios fiables para estos tres jugadores. Guilavogui tras varios partidos en el Saint Etienne se encuentra lesionado, aunque se espera que esté disponible, Grenier no ha completado una buena temporada, Nasri no es capaz de jugar tan alejado de la portería y quizá sea Moussa Sissoko, por su estado de forma, una de las mejores opciones para el puesto de interior.

En defensa, Evra será titular en el lateral zurdo y se mantiene como uno de los líderes del equipo. En el lateral derecho, Debuchy es el más destacado en ataque pero deja dudas en el repliegue, por lo que surge otra opción en la figura de Jallet, mucho más férreo. Tres jugadores se disputan los dos puestos de central, Varane, Sakho y Mangala. El del Madrid es probable que no pueda contar con una carga pesada de minutos, por lo que es un seguro contar con un recambio de garantías. Mangala, el menos experimentado de todos ellos, podría esperar su oportunidad en el banquillo.

Lloris no tiene competencia en la portería y aunque es de los guardametas con mejores reflejos en el fútbol europeo, este año ha dejado algunos errores de bulto por los que ha recibido severas críticas en Inglaterra.

Francia llega a esta cita sin polémicas más allá de lo deportivo como en años anteriores, con un técnico concentrado en su trabajo y con una plantilla joven dispuesta a mejorar la actuación de Sudáfrica, cuando el equipo cayó en la primera fase. Aunque parece difícil que repitan el papel de Alemania 2006, donde fueron finalistas en la retirada de Zidane.

 

 

Juan Antonio Lopesino

Twitter: @jumifutboltotal

Rate this post
Juan Antonio Lopesino

About Juan Antonio Lopesino