Brasil avanza por centímetros

Se sabía que Chile no iba a ser un rival sencillo, que no iba a bajar los brazos en ningún momento y que Brasil, con su estilo, difícilmente puede cerrar pronto un partido ante rivales de buen nivel. Sin embargo, no tantos podían esperar que los de Sampaoli se quedasen tan cerca de completar una hazaña que sería recordada durante décadas.

Un disparo al larguero del delantero Pinilla en el descuento de la prórroga hizo temblar la madera y el corazón de los millones y millones de brasileños que veían el encuentro. Minutos después también la madera se aliaba con los de Scolari para cerrar una tanda de penaltis que dio la victoria final a la pentacampeona, que avanza con más dudas que con las que inició el choque.

El encuentro fue disputado en cada acción, con faltas continuadas sobre todo por parte local en la primera parte, cuando intentaron a base de intensidad mermar las virtudes chilenas. Fue en un saque de esquina cuando Brasil demostró su superioridad en el juego a balón parado y entre David Luiz y un defensor el balón terminó por caer a la red. Con un Mineirao abarrotado y en ventaja, Brasil tenía todo para desplegar el juego de contragolpe que tan bien sabe usar.

No sería así, en un error cerca del área rival, Hulk entregó el balón a la presión de Vargas y éste cedió el balón a Alexis Sánchez, uno de los más del destacados del juego, que batió a Julio César con un disparo raso. Con ese empate pasarían el resto de los minutos, con ligera superioridad de Chile en la segunda mitad, cuando el rival replegó y con el cansancio ya no podía presionar al dueño de la posesión. Aránguiz tuvo la ocasión más clara, que terminó con una gran parada del portero rival.

En la prórroga la verdeamarelha mejoró con Hulk como protagonista, el único capaz de desbordar y propiciar acciones de peligro por sí mismo. Bravo también acertó en sus intervenciones y el empate se mantuvo.

En la tanda de penaltis, con la tensión por las nubes, Pinilla y Alexis fallaron los dos primeros de Chile, pero Willian y Hulk, más adelante, hacían lo propio, por lo que el marcador se igualó a falta de un disparo para cada uno. Neymar tomó la responsabilidad y anotó su lanzamiento con una frialdad única. El central Jara fue el encargado del quinto penalti chileno y lo mandó al poste para alegría local y decepción de los suyos, que habían tocado muy de cerca un histórico pase a cuartos de final.

Más tarde se disputó el Colombia-Uruguay, donde no hubo tanta tensión y sí un equipo muy superior en el terreno de juego. Con jugadores capaces de desequilibrar en el uno para uno, en un momento de forma excepcional, lo que les hace temibles para cualquier equipo. James Rodríguez fue de nuevo protagonista al dejar uno de los goles más bellos del campeonato y después por cerrar el encuentro a pase de Cuadrado, que destacó por su movilidad y apariciones por ambos costados.

Yepes mantuvo su sobriedad en el centro de la zaga y los laterales Zúñiga y Armero mejoran en cada partido. Tampoco Abel Aguilar o Carlos Sánchez sufrieron en el mediocentro ante un equipo uruguayo incapaz de llevar peligro a Ospina hasta que los colombianos se echaron atrás. Entonces el portero que podría recalar en el Arsenal sacó a relucir sus excelentes condiciones.

Cavani lo intentó por todos los medios pero no encontró quien lo acompañase, quizá Cebolla Rodríguez en sus arrancadas por el centro fue de los pocos que lo intentaron. Forlán demostró no ser capaz de ser importante en partido de este calibre y en el centro del campo Lodeiro, de los pocos capaces de ver pases entre líneas, vio todo el choque desde el banquillo.

Juan Antonio Lopesino

Twitter: @jumifutbol

Rate this post
Juan Antonio Lopesino

About Juan Antonio Lopesino