Alemania sufre con su estilo

La selección dirigida por Joaquim Löw pasó más apuros de los esperados ante el combinado argelino, que leyó el partido a la perfección y causó numerosos problemas a una zaga germana demasiado adelantada para la poca velocidad que mostraron sus zagueros. Finalmente, un apagado Müller apareció para decidir con la asistencia a Schurrle y Özil sentenció. Sobre la bocina Djabou pudo maquillar el resultado.

Con Lahm mediocentro Alemania quiere asemejarse al Bayern pero el juego no resulta tan veloz en campo rival y la defensa sufre contra delantero rápidos e intensos en el uno contra uno. Slimani volvió a sorprender con su perseverancia y talento para el desmarque aunque no pudo marcar. El resto de compañeros ofrecieron un recital de esfuerzo físico que contrarrestó la superioridad técnica de los rivales.

Neuer fue el mejor de los suyos, repleto de confianza supo maquillar las carencias de sus centrales, atento a cualquier balón largo a su espalda, cortó cada uno de ellos. También en el juego aéreo frenó cada intento africano y no fue batido hasta el final. M´Bolhi también contó con trabajo desde el inicio y repelió algunas ocasiones casi imposibles, como un doble remate que se produjo en el primer tiempo.

La igualdad fue la nota predominante hasta la segunda parte de la prórroga. Ahí Müller tomó el mando del ataque, como si el cansancio no le afectase, y con potentes arrancadas y movimientos inteligentes generó remates de gol. Decidió su dribling en banda izquierda para que Schurrle rematase después a la red, de espuela, el 1-0. Minutos después Özil aumentó la ventaja con Argelia ya agotada.

En el otro encuentro de la jornada la gran favorito, Francia, también tuvo que trabajar más de lo que habrían previsto ante Nigeria, que jugó su mejor partido en el torneo con un Obi Mikel como líder del centro del campo y con Musa y Odemwingie inspirados en los costados.

La acción más comentada fue una dura entrada de Matuidi sobre Onazi, quien se marchó lesionado. El francés mereció la roja aunque tan solo fue amonestado con amarilla. La selección gala pudo pagar cara esa acción.

Giroud tuvo un día aciago desde el pitido inicial y no pudo asociarse con Benzema o Valbuena.

Hubo que esperar hasta la recta final para ver a Griezmann en banda izquierda, donde se mostró tan efectivo como lo ha sido desde que debutó con Francia. Pogba volvió a dar muestras de su calidad técnica y física en el centro del campo y además fue quien abrió el marcador tras un error de Enyeama, que no acertó a despejar un saque de esquina. El medio de la Juventus remató de cabeza a placer para inaugurar el marcador.

Con algunas sustituciones cuestionables del técnico nigeriano su equipo no mejoró sobre el terreno de juego y cuando los de Deschamps ya intentaban mantener la posesión buscando el final del choque un centro desde la derecha lo remataba Yobo en su propia portería para finiquitar el resultado.

En cuartos de final tendrá lugar un duelo estelar entre Alemania y Francia, dos grandes favoritos al título tras la fase de grupos cosechadas y dos selecciones europeas que buscarán acabar con el dominio americano del Mundial.

Juan Antonio Lopesino

Twitter: @jumifutbol

Rate this post
Juan Antonio Lopesino

About Juan Antonio Lopesino