Alemania se gusta en el estreno

La selección dirigida por Joaquim Löw se midió a la Portugal de Cristiano Ronaldo en un primer partido de la fase de grupos que bien podría marcar el resto del torneo y, sobre todo para el conjunto luso, así pudo ser. Alemania goleó por 4-0 a su rival, que además perdió a Pepe por expulsión y el estado de confianza, muy alto a su llegada a Brasil, está ahora por los suelos.

En los primeros minutos de partidos los errores individuales crearon situaciones de peligro que ninguno de los equipos aprovechó, Cristiano tuvo un disparo demasiado escorado que Neuer desvió, Almeida no pudo finalizar un contragolpe y Khedira falló un disparo lejano a portería vacía. El mediocentro del Real Madrid cuajó, no obstante, una actuación destacada, llena de movilidad, desmarques de ruptura y amplitud de juego. Su lesión está prácticamente olvidada.

Pasados esos primeros instantes llegaría la polémica, un balón filtrado hacia Götze dentro del área terminaba con el penalti señalado a Joao Pereira por un débil agarrón en la camiseta de su rival. Una señalización demasiado rigurosa que marcó el resto del encuentro. Müller, máximo goleador en Sudáfrica, marcaba el primer gol germano en este torneo. Con el hat-trick anotado ya suma 8 goles y se acerca una lista selecta de goleadores en una Copa del Mundo.

A pesar de la debilidad de los laterales alemanes, toscos de movimiento ante rivales tan habilidosos, Portugal no aprovechó este factor. También llegó la lesión de Hugo Almeida para dejar la punta del ataque aún más vacía y a la media hora Hummels remataba un córner al superar en el salto a Pepe para marcar el segundo gol.

El central portugués iba a vivir un momento aciago cuando recriminó a Müller una simulación, acercó su cabeza a la del rival y el árbitro lo consideró como una agresión. Vio la roja directa y lo más probable es que se pierda los dos partidos de la fase de grupos.

Con Portugal hundido sobre el terreno de juego, Müller vio puerta de nuevo con un remate dentro del área justo antes de llegar al descanso. Ya en la segunda mitad Paulo Bento recompuso el equipo para encajar los menos goles posible y sólo llegó uno más, el tercero de Thomas Müller.

En el otro encuentro de este grupo EE.UU venció a Ghana después de rentabilizar sus ocasiones al máximo. A los treinta segundos de juego Dempsey marcaba el 1-0 en una fabulosa acción individual y casi cuando finalizaba el partido Brooks anotaba el tanto de la victoria a la salida de un córner.

Entre un gol y otro se vio a un equipo africano dominante en el césped que dispuso de varias ocasiones claras de peligro y mostró una exhibición de velocidad en cada disputa individual. El joven Atsu fue uno de los destacados debido a su regate en banda derecha pero el equipo no se acercó al gol hasta que Asamoah Gyan tomó las riendas del ataque, primero con varios remates peligrosos y después con una genial asistencia a Andre Ayew que empató de forma momentánea el duelo. Esta victoria estadounidense hace que el próximo duelo ente Portugal sea una final para estos.

El partido que midió a Nigeria e Irán fue el primero en acabar sin goles. Los africanos decepcionaron en la parcela ofensiva, donde jugadores que militan en equipos importantes de Europa no fueron capaces de generar peligro y los iraníes sumaron un punto meritorio gracias al trabajo táctico de Queiroz y la ilusión de sus jugadores en pugnar cada balón.

Rate this post
Juan Antonio Lopesino

About Juan Antonio Lopesino